jueves, 24 de agosto de 2017

Yo soy la Cumbia - el documental


Ya se encuentra completo en el canal de Cumbia Poder y Porro, el primer gran documental sobre la Cumbia y su particular viaje por varios países de América Latina.

Este invaluable documento histórico es obra del titánico de un grupo de historiadores y trabajadores audiovisuales aglutinados bajo la batuta de Ebiru Ojaba.


jueves, 23 de marzo de 2017

Rutas de la Cumbia en Chile




Video realizado para la participación del Colectivo de Investigación Tiesos pero Cumbiancheros en el IV Encuentro de investigadores musicales Rutas, Conocimientos y Experiencias Sonoras del Gran Caribe y del Caribe Colombiano a realizarse en octubre de 2014 en Colombia. 

Las fotografías y videos son parte del material recopilado por TPC durante sus investigaciones, especialmente las fotografías de cultores chilenos, que han sido facilitadas por ellos mismos a las investigadoras.
Los audios musicales corresponden a: “Cumbia de Colombia” (Los Cumaná); “La pollera colorá” (Amparito Jiménez); “Villa Cariño” (Los Wawancó); “Cumbia sobre el mar” (Los Hermanos Ferreira); “La piragua” (Tulio Enrique León); “Quiero amanecer” (Mike Laure y sus cometas); “Los domingos” (Sonora Palacios); “Mi guitarra tropical” (Los Fénix); “Que me coma el tigre” (Beat Combo); “Cumbia alegre” (Los Trianeros); “Un año más” (Makalunga); “Linda provinciana” (Los Vikings 5); “Carita de guinda” (Los Cumaná); “La barca del amor” (Los Bucaneros); “El africano” (La orquesta de Pachuco y la Cubanacán); “Promesa de amor” (Claridad Baltazar); “Que nadie se entere” (Grupo La Noche) y “Callejero” (Juana Fe).

Video realizado por TPC, conformado por Lorena Ardito, Eileen Karmy, Alejandra Vargas y Antonia Mardones. Mayores informaciones sobre TPC y la investigación sobre la cumbia en Chile en: 


Colectivo de Investigación Tiesos pero Cumbiancheros,  5 de octubre de 2014

jueves, 9 de marzo de 2017

La cumbia es vertebradora

Por: Eva Larrauri


La cumbia ha desbordado su carácter de música popular, con origen en el Caribe colombiano, para convertirse en un fenómeno social que abarca a toda la comunidad latinoamericana y es objeto de estudio académico. El antropólogo social y sociólogo Darío Blanco (Bogotá, 1974), profesor de Música e identidad en la Universidad de Antioquía, en Medellín, defiende que es un "elemento vertebrador" en expansión. Blanco participa estos días en el festival Cumbia ya, organizado dentro de las actividades culturales del campus de Bizkaia de la Universidad del País Vasco para escuchar cumbia y analizar sus vertientes sociales.

"La cumbia es un género musical latinoamericano que está creciendo como matriz sonora donde nos encontramos todos los latinoamericanos, como en otro momento pudo ser la salsa o el merengue, que nacieron en Latinoamérica y se exportaron a mundo", explica. "Los géneros se han ido desplazando: hoy la cumbia es la gran música latinoamericana. Los grupos humanos terminan identificándose a partir de sonidos, van encontrando la banda sonora de su vida. Les permite distinguirse y encontrar su lugar en el mundo".

El término cumbia es genérico. Solo en Argentina hay 15 tipos de cumbia; en México, casi una decena. "Funciona como una etiqueta que se coloca a muy diversos ritmos", señala Blanco. ¿Por qué la cumbia y no otra música? Su principal virtud es la ductilidad, destaca el profesor. "Es una música que se deja voltear. La complejidad rítmica de la salsa es mayor: para tocar salsa y bailarla se requiere de habilidad y entrenamiento. Aunque es una música que llama al cuerpo y al baile de manera poderosa, la salsa no es fácilmente apropiable", señala. "La cumbia, en cambio, es flexible, fácil de tocar y bailar. Apenas la escucha usted quiere moverse, pero le deja hacerlo a su manera, sin exigencias".

La instrumentación y la rítmica también resultan accesibles. "Y es barata. No necesitas un gran presupuesto para tocar cumbia. Una guacharaca [un instrumento de rascado] la puedes hacer con un tubo de pvc y una peineta: ¡un euro o dos euros y tienes tu instrumento! Es una música asociada a emigrantes pobres", añade Blanco.

El primer viaje de la cumbia fue desde el campo a las grandes ciudades latinoamericanas, con los grandes movimientos migratorios de mediados del siglo XX, recuerda Blanco. "Eran campesinos que tuvieron que adaptarse a una nueva vida en la ciudad. La cumbia les ayudó: en las letras de las canciones, con alegría, con mucho humor, cuentan historias de gente del campo que no entienden que pasa a su alrededor".

La cumbia también tiene su parte reivindicativa. "En la crisis económica de Argentina, la cumbia entregó a las clases populares un espacio comunicativo poderoso, no tenían otro para decir al presidente y a los ministros que eran unos rateros. Es la cumbia villera, por las villas miseria [los barrios de chabolas de la periferia de las grandes ciudades] donde se cantaba contra los políticos y se hacía una apología de los pibes chorros, los chicos que hacen de Robin Hood, robando en una empresa grande y repartiendo en su villa, y se alababa la droga y el sexo. Es la nueva canción protesta argentina". En México, en cambio, la cumbia se transforma con grandes equipos de sonido, que permite organizar fiestas callejeras. "La cumbia suena por debajo y se mezcla con otras músicas". El origen es popular pero se extiende a otras capas sociales. "Vamos hacia una cumbia interclasista".

La cumbia ha arraigado en las comunidades latinas de los Estados Unidos. "Los emigrantes se encuentran en los bailes donde se hacen visibles y tienen una identidad", destaca. Sobre la música un presentador no para de hablar. "Manda saludos y hace comentarios de todo tipo. Eso se graba y se convierte en una forma de comunicación con sus sitios de origen".

¿Cumbia política? "Lo político está en reconocerse en el otro, en encontrarse, sin necesidad de que ni los músicos ni los escuchas tengan un discurso político", asegura Blanco. "Es música, que invita al baile y a la alegría. En su origen fue un espacio de resistencia y esperanza para emigrantes pobres; ahora no cambia mucho: sigue siendo un lugar para recargarse y seguir adelante".


Periódico El País, Sábado, 15 de octubre de 2011



La cumbia ritual

Al parecer, la cumbia surgió en la Cartagena colonial con ocasión de las fiestas de La Candelaria, celebradas por los esclavistas españoles el 2 de febrero, al pie del cerro de La Popa. Rápidamente se dispersó por otros lugares del litoral Caribe y conquistó las riberas del río Magdalena y el norte de Antioquia. Hoy en día se considera la danza más importante de la costa Caribe colombiana.

En sus orígenes, la cumbia es de ascendencia africana; en ella se distinguen atributos de una ceremonia erótica que la acredita como una danza ritual. Con el transcurrir del tiempo, y por la constante interacción con la población indígena, esta danza sagrada se adaptó a espacios profanos, incorporándose así a todas las festividades de la región. Sus gestos describen un coloquio amoroso entre hombres y mujeres. Hoy en día este baile representa tanto a la población de origen africano, como a la indígena de la región. Además es considerado uno de los bailes más representativos de la colombianidad.

La cumbia es una danza de parejas sueltas, de libre movimiento, que se realiza en sitios abiertos, como calles, plazas o playas. Los desplazamientos se efectúan de manera circular en torno a un punto central ocupado por los músicos. Según algunos relatos antiguos, en el siglo XVIII la cumbia se bailaba de noche, alrededor de una fogata, y los músicos se situaban a un lado de los bailadores.

En su paso, la mujer apoya las plantas de los pies y se desliza con pisadas cortas, marcando con sus caderas el ritmo cadencioso que repican los tambores. El hombre levanta el talón del pie derecho y mantiene en tierra la planta del pie izquierdo. En la cumbia la mujer realiza movimientos diferentes a los del hombre. Éste danza con movimientos libres del cuerpo, baila de frente, a los lados, por detrás y en rededor de su pareja, gira sobre sus talones, flirtea, efectúa desplantes y morisquetas, se retira y abanica el sombrero y obsequia velas a la mujer para halagarla. La mujer tiene desplazamientos más lentos, sensuales y altivos, porta en alto un racimo de espermas con las que se defiende del constante asedio de su compañero.


NAVIDAD NEGRA



CUMBIA DE NAVIDAD - LOS TORIBIANITOS


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...